Estudiantes de Uniandes ganan el Behavior-Centered Design Challenge de RARE

Proyecto Páramo

Catalina Villabona

Chiara Volpi, estudiante de Diseño y Psicología; Gabriela Parra, estudiante de Diseño y Economía; Isabela Borrero, estudiante de Diseño y Martin Álvarez, estudiante de Ingeniería Industrial y de Sistemas ganaron el Behavior-Centered Design Challenge (BEHive21) con la propuesta “Páramo”.

De izquierda a derecha: Martin Álvarez, Gabriela Parra, Isabela Borrero, Chiara Volpi

Esta iniciativa –patrocinada por RARE: Center for Behavior & the Enviorment, junto con Ocean Sewage Alliance y The Nature Conservancy– busca que los equipos concursantes planteen soluciones conscientes a situaciones reales en una sesión creativa intensa de tres días. En esta ocasión, el reto era encontrar una forma de mejorar las situaciones ambientales problemáticas causadas por un exceso de polución y un mal manejo de aguas en Shelter Island, Nueva York.

La convocatoria reunió a 27 equipos de todo el mundo. De estos, 14 fueron seleccionados para concursar y 3 nombrados finalistas. La propuesta “Páramo” hizo parte de este último grupo y fue presentada por los estudiantes en un evento internacional en el que, tras un proceso de votación, fue elegida como la mejor solución.

Escucha el testimonio de los estudiantes

“Páramo” le apostó a promover la integración y comunicación entre los residentes con el objetivo de potencializar sus interés y deseos por trabajar juntos en la mejora de la situación problemática que se vive en la isla. Para llegar a este planteamiento el grupo hizo un análisis de la situación que les permitió identificar varias situaciones. La primera, los habitantes de la isla son conscientes de los problemas de contaminación del agua y quieren implementar medidas que contribuyan a la restauración del ecosistema. La segunda, existen dificultades de comunicación entre la junta de gobierno y la ciudadanía, es decir, hay una falencia en los puntos de contacto. La tercera, las acciones desarrolladas en el pasado para abordar la situación problemática se hicieron de manera desarticulada e individualizada.

A partir de la comprensión e identificación de estos hechos el equipo planteó un proyecto estructurado en tres fases: “antes”, “durante” y “después” en las que de manera transversal buscan: propiciar la interacción persona a persona en una atmósfera empática; potenciar la motivación existente en la población residente por recuperar el ecosistema y construir una relación duradera entre la comunidad y la junta cimentada en la confianza.

La propuesta se materializa en dos acciones principales. La primera, la creación de un espacio de reunión que convoque tanto a miembros de la comunidad, como a los integrantes de la junta en un espacio sin jerarquías, en donde se propone revivir experiencias e historias relacionadas con la isla, para así crear una atmósfera emocional y sensorial en donde todos se reconecten con el lugar y la naturaleza. La segunda, un mural que contiene la silueta de la isla y los hitos más representativos de la misma. En este mural, los habitantes dejarán ideas o historias relacionadas con la pregunta ¿Qué significa el agua para usted? La idea es que este elemento simbolice para los residentes un medio para expresarse libremente. Al estar ubicado en un espacio público, será accesible para población de todas las edades y podrá vincularse a sus diversas rutinas diarias. El proyecto también busca garantizar que los vecinos que no puedan asistir, se conecten, intervengan el mapa y apoyen al resto de la comunidad.

La presentación de “Páramo” en el Behavior-Centered Design Challenge
Ir a Notas