Del muro de alabastro a la cortina de cristal

Catalina Parra

Este curso se centrará en el elemento ventana, entendido como uno de los elementos que califican y contribuyen con la experiencia de la arquitectura que, por su naturaleza, implica poner la atención sobre la mirada, de cómo el recuadro que en esta se produce nos conecta con el mundo. Adicionalmente la ventana nos propone la relación en dos sentidos, desde el interior de los espacios habitables y desde el exterior de estos. Es así como este plano que separa los dos mundos se configura en el marco a través del cual nos relacionamos visualmente con el exterior, y en sentido contrario, desde el exterior somos sujetos a ser observados. De allí que la noción de escena y de paisaje pueden surgir como condiciones de la experiencia de la ventana. Pero evidentemente esta no es la única dimensión del elemento. Este a su vez no es solamente una superficie plana que se dispone en el plano de la fachada de las edificaciones, es además un espacio donde pueden acontecer múltiples sucesos y con el cual el cuerpo establece un sinnúmero de relaciones. Complementariamente, toda ventana cumple una misión de permitir o inhibir el ingreso de la luz del sol, el aire, el ruido, y con ello tener la capacidad de modificarse de acuerdo con los deseos y necesidades de sus habitantes.

Este curso está disponible únicamente para estudiantes inscritos en la Universidad de los Andes. Si busca cursos abiertos a externos, le invitamos a consultar nuestra oferta de educación continua.

Ir a cursos arq